miércoles, 14 de agosto de 2013

Crítica: 'Django Desencadenado' (Quentin Tarantino, 2012)

'Django Desencadenado' (Quentin Tarantino, 2012)



"La D es muda, paleto." - Django (Jamie Foxx)


Quentin lo ha vuelto a hacer... Nos propone un género cinematográfico obsoleto en los tiempos que corren y lo adapta a su manera de ver el cine, a su manejo de escribir guiones sobresalientes y con una puesta en escena como nos tiene acostumbrados este excepcional director (quizás el mejor de su generación).


Sin tapujos, nos encontraremos ese toque "Tarantiniano" que hemos visto otras veces en sus producciones (Kill Bill, Pulp Fiction, Reservoir Dogs) en el salvaje Oeste. En una trama sorprendente a lo largo de la película, con unos personajes muy bien desarrollados y elaborados que te meten de lleno en el papel que desarrollan en la aventura. Mención especial a Christoph Waltz (Malditos Bastardos), otro papel secundario a las órdenes de Quentin que lo borda como ya hizo en su momento como el coronel nazi, Hans Landa de "Inglorious Basterds". El elenco principal de personajes es sublime. Leonardo DiCaprio (Shutter Island, Infiltrados, Gangs of NY...), Samuel L. Jackson (El protegido, Jackie Brown, Jurassic Park...) y sobre todo la espectacular actuación de Jamie Foxx (Ray, Collateral, Corrupción en Miami...) en el personaje clave (Django) nos dejan con un sabor de boca excelente después de visionar sus interpretaciones.


Técnicamente la cinta es una pasada. Fotografía, decorados, montaje, planos fijos y exteriores, desarrollo del guión y la trama... Todo raya a un nivel increíble. Con escenas extraordinariamente bien realizadas, como tiroteos, partes de tensión por efectos del guión y algunas líneas del mismo de una coherencia, nitidez y potencia que tumbaría al mejor guionista de Hollywood. Quiero hacer especial hincapié en la música, variada y con varias piezas del maestro Ennio Morricone (El bueno, el feo y el malo, Érase una vez en América, Hasta que llegó su hora...). Melodías excelentemente insertadas dentro de cada escena, acorde con el tipo de plano que nos muestra Tarantino. La OST de la película bebe de la original, 'Django' (1966), dirigida por Sergio Corbucci y orquestada musicalmente por Luis Enrique Bacalov. Algunas de los temas que componen esta Banda Sonora están cogidos directamente de la cinta italiana.


Lo mejor de la película podemos encontrarlo en la escritura de su guión, en los planos delicadamente compuestos, en la introducción de la música en las escenas, en la intensidad de su desarrollo y en la interpretación de un gran elenco de actores dirigidos por un gran maestro. A lo largo de la cinta se suceden tiroteos, peleas entre luchadores mandingo y momentos de suspense que confirmar que Tarantino es tan buen cineasta como escritor. El film aborda el tema del esclavismo en América desde una perspectiva brutal, devastadora y de una descripción cruda que puede llegar a tocar la fibra sensible. La película puede ser un homenaje a los mejores Western de la historia (dirigidos por leyendas como Sergio Leone o John Ford), pero adaptados a la era moderna del cine y con el toque tan peculiar que plasma Quentin en todos sus largometrajes que tantos seguidores consigue arrastrar a las salas de cine.


Violencia, creatividad, afilados diálogos y magníficas interpretaciones convierten a la cinta más larga de la filmografía del conocido director norteamericano en toda una obra de arte. Estamos hablando de un film grandísimo en todos los aspectos, quizás lo mejor del año y lo más grande que se ha hecho en el género del Western desde 'Sin Perdón' (Clint Eastwood, 1992)'. Ignorando pequeños detalles que se pueden encontrar en su desarrollo, obra cumbre en el cine de Quentin Tarantino.


Valoración: [9/10]   
★★★★★★★★★


    


P. Garrido
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada